Cerrar
C/Alejandro Bell, 7-9, 50018, Zaragoza
976471219 - 636081224
Lunes a jueves de 8:00 a 20:00 h
La Noche de las Ánimas versus Halloween

Jack El Tacaño / Las Ánimas

  • A este personaje de leyenda se debe la costumbre irlandesa de vagar por los caminos con una calabaza (inicialmente era un nabo) hueca y una vela en su interior para no perderse.
  • En Aragón las calabazas encendidas sirven para guiar a las almas en su camino hacia la muerte; para que las almas no se pierdan y así no se queden para molestar a los vivos en un mundo que ya no les pertenece.

Aragón y la Noche de las Ánimas

Radiquero no sólo es conocido por el queso, también por las calabazas de la noche de las ánimas.

No tiene nada que ver con la tradición irlandesa o americana, de hecho, aquí las calabazas son de colores verdosos y alargadas. Eso sí, se vacían igual y en su interior se colocan velas para iluminar a las ánimas y que no se queden vagando perdidas en este mundo.

También nos diferencia de américa, que en Radiquero se celebra, no la noche del 31 al 1, si no la noche del 1 al 2.

En Trasmoz también se ha mantenido en el tiempo la tradición de las calabazas iluminadas. Allí se va en procesión con ellas hasta el cementerio, mientras se cantan unos peculiares “Gozos para las ánimas benditas”.

Se cree que si una de las almas se queda esa noche sin luz puede perseguirles de por vida.

En Moyuela, para que las Ánimas no llegaran al pueblo se hacían tocar las campanas toda la noche, y con un ritmo concreto, para que su sonido alejara a las ánimas perdidas.

La noche la pasaban con buen caldero de migas, (seguro que buen vino) y contando relatos de miedo “retolicas de los muertos”.

Agregar Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *